Aumentar el consumo de frutas y verduras es beneficioso para la salud cardiovascular.

La prestigiosa revista European Heart Journal ha publicado un estudio que demuestra las propiedades nutricionales de estos alimentos con respecto a su efecto cardioprotector y cómo la fruta y la verdura pueden reducir considerablemente los episodios cardiacos y cerebrovasculares.

La dieta rica en frutas y verduras rebaja las tasas de episodios clínicos cardio o cerebrovasculares. Una dieta rica en frutas y verduras eleva las concentraciones de magnesio y potasio que ayudan a nuestro cuerpo a protegerse contra los trastornos del ritmo cardíaco. Al mismo tiempo es altamente recomendable reducir la ingesta de sodio cuya asociación con la hipertensión arterial está suficientemente demostrada.

La fruta nos aportan numerosos beneficios esenciales para nuestra salud.

La fruta contiene una gran cantidad de vitaminas, fibras y minerales. Para aquell@s personas que sufren problemas de corazón, la fruta puede ser un complemento esencial nos ayudará a mejorar tu salud cardíaca.

El colesterol y la hipertensión son solo algunos de los problemas más comunes que afectan y debilitan nuestro corazón. Vigilar y mejorar nuestra nutrición es algo básicamente necesario que nos ayudará a llevar y mantener una mejor calidad de vida. Incluir la fruta en nuestra dieta es una de la mejores decisiones que puedas tomar en la vida.

El color de la fruta y sus beneficios para nuestra salud.

La fruta de color rojo es rica en antioxidantes, los más adecuados para cuidar de nuestro corazón y disfrutar de una buena salud cardíaca. La sandía o el pomelo son dos buenos ejemplos de frutas ricas en antioxidantes.

La fruta de color verde previene enfermedades del corazón y ayuda a limpiar la sangre. La manzana, la pera, el melón y el kiwi entre otras frutas disponen de magnesio, calcio, vitamina k, hierro y ácido fólico. Incorporar alguna de estas frutas a nuestra dieta generarán un gran beneficio en nuestra salud.

La fruta de colores morado, azul o púrpura, es considerada por los expertos médicos y nutricionistas como uno de los mejores aportes a nuestra dieta para disponer de una buena salud cardíaca. Ricas en antioxidantes, ayudan a mejorar la digestión y reducir el colesterol. Las uvas pasas, las grosellas, los higos y las ciruelas entre otras, son frutas ideales que debes consumir preferiblemente en temporada.

La fruta de colores claros como por ejemplo los melocotones, los plátanos o las nectarinas, son altamente beneficiosas para la salud del corazón gracias a sus vitaminas y minerales, que ademas ayudan a prevenir el cáncer.

Rico en potasio, el plátano es ideal para relajarnos después de cenar. Comerlo maduro, aporta innumerables beneficios para el corazón ayudándolo a protegerse contra el cáncer.

La mejor forma de tomar fruta es consumiéndola de temporada.

Fresca y preferentemente de la zona, ya sea cortada o en zumos, sus propiedades beneficiosas serán mayores y su precio será más justo.
La mejor hora para tomar fruta fresca de temporada es en el desayuno. Por supuesto también en el almuerzo y la cena, en ensaladas o como postre.